GamExvolucion

Debes iniciar sesion para poder ver al 100% la pagina.
Si no estas registrado no esperes mas y registrate.
No te limites de disfrutar al maximo de los videojuegos.

Si eres un miembro ya no habra mas publicidad
no esperes mas registrate

    El grupo mexicano Café Tacvba actúa en la Expo 2010 de Shanghái

    Comparte

    Minori Kushieda
    Moderadora de Musica
    Moderadora de Musica

    Mensajes : 146
    Reputación : 55
    Fecha de inscripción : 11/05/2010
    Edad : 21
    Localización : La Gloria , Hueypoxtla, Edo. México

    El grupo mexicano Café Tacvba actúa en la Expo 2010 de Shanghái

    Mensaje por Minori Kushieda el Vie Mayo 14, 2010 2:40 pm


    El grupo mexicano de rock latino Café Tacvba actuó esta noche en el primero de sus dos conciertos en la Exposición Universal de Shanghái, con un espectáculo cargado de canciones de sus dos décadas de carrera con las que encandiló a decenas de expatriados latinos, que acabaron entregados.

    El conjunto mexicano, que volverá a actuar mañana en el mismo escenario, un espacio al aire libre para unas 2.000 personas en el área dedicada a los pabellones corporativos, atrajo a centenares de personas, en gran parte extranjeras, y dejó a muchos chinos con los ojos abiertos.

    "Creo que (los chinos) salieron satisfechos y divertidos, contagiados en parte por el entusiasmo del público que realmente nos conoce", el latinoamericano, comentó a Efe después del concierto el bajista del grupo, Quique Rangel.

    "Estamos muy contentos con la recepción que hemos tenido en la Expo", a pesar de que en China no se conoce a Café Tacvba ni se han editado sus discos, aunque "sabemos que (en Shanghái) hay una población latinoamericana importante, si mal no recuerdo la (colonia latina) más importante de Asia", añadió.

    Con todo, dijo que "es interesante tener la experiencia de tocar ante un público que no tiene todavía la menor idea de qué es lo que vas a subir a hacer en el escenario", y comprobar su reacción ante el estilo del grupo, que trata de fusionar la música popular mexicana con rock, jazz y otros géneros contemporáneos.

    "Esta fusión sigue causando sorpresa, y la gente se contagia", asegura Rangel: "es una reacción muy interesante cuando se sube el violinista invitado (hoy Alejandro Flores), o hacemos una demostración de ranchera o norteña pero con la energía del rock".

    Tras 20 años de carrera, enfrentarse a un público como el chino, que ni les conoce ni puede comprender la letra de sus creaciones, en cualquier caso, es para el grupo, según el bajista, toda una experiencia: "es como si nuestras canciones tuvieran la oportunidad de volver a ser jóvenes otra vez", asegura.

    Café Tacvba trajo para sus dos conciertos de Shanghái, el de esta noche y el que repetirá mañana, una selección con lo más representativo de su carrera, que ya recogió el año pasado en su gira "20 años, 20 ciudades", con canciones como "La ingrata", "Chilanga banda", "Esa noche", "Alarmala de tos" o "La chica banda".

    Su cantante, Rubén Albarrán, permanentemente inquieto y animado sobre el escenario, pareció sorprender con sus saltos y sus gestos a los chinos que se asomaban entre los grupos de latinoamericanos incondicionales que se agolparon junto a la primera fila e incluso se colaron a bailar en el espacio de los fotógrafos.

    Vestido de colores excéntricos, al principio con un bombín o un pañuelo, y después con una camiseta donde se leía la palabra "México" formada provocadoramente por pistolas, Albarrán prometió diversión desde el principio.

    "Por favor, los que hablan español, tradúzcanles a sus compañeros que sólo hablan chino", saludó nada más comenzar el concierto, "¡y díganles que estamos aquí para echar mucho desmadre!".

    El grupo dedicó parte del concierto a los chilenos que sufrieron recientemente un terremoto, y completó casi dos horas de espectáculo con el calor de los latinos, que fueron metiendo poco a poco al resto del público en el concierto.

    "Nos costó un poco de trabajo (ganarse al público) por la disposición del escenario", reconoció Rangel, pensando en la distancia de varios metros, obligada por la Expo, que se estableció entre la escena y los espectadores.

    "Es una pena que esté tan lejos del público, porque eso hace que sea más difícil generar esa paradoja de la intimidad que se da en un concierto masivo", aunque Albarrán se las acabó arreglando para bajar hasta la gente, saludarla e incluso arrojarse unos segundos sobre sus seguidores, para mayor sorpresa de los asistentes chinos.

    Fuente

      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 9:20 am